Lo popular manda en las redes sociales: Cambios en Twitter e Instagram

By Mario Consuegra In BLOG, MARKETING ONLINE marzo 29, 2016

Redes sociales

Las redes sociales se crearon en base a una filosofía de igualdad. No existía una diferencia entre un usuario u otro, dado que para las celebridades y empresas enseguida se crearon los perfiles oficiales y verificados así como las páginas informativas y promocionales.

Sin embargo, el crecimiento de estas redes sociales planteaba un problema, ¿cómo mostrar el contenido de todo lo que cada usuario sigue si las publicaciones son constantes a lo largo del día? Se aplicó la respuesta más lógica posible, se pondrían en orden cronológico. Es así como nació el Timeline o Línea de tiempo.

Sin embargo, pensar en las redes sociales como entidades sin ánimo de lucro es un craso error. Misma equivocación que ha llevado a muchos a poner las manos sobre su cabeza al ver el excesivo intento de rentabilidad de Google sobre el uso del buscador en los resultados mostrados al usuario.

Facebook, Twitter y compañía necesitan rentabilizar el uso de su plataforma y, además de todas las opciones publicitarias disponibles, también deben actuar sobre lo que motiva al usuario a utilizar en mayor medida la red social. Así nació la popularidad.

El término “popularity” ha sido en muchas ocasiones utilizado en Posicionamiento SEO como uno de los valores principales para salir por encima de la competencia. Obviamente, la popularidad en posicionamiento orgánico se puede construir mediante técnicas de Posicionamiento SEO, del mismo modo que se puede alcanzar en redes sociales, sólo que hasta el momento no era necesario más que en Facebook.

La red social de Mark Zuckerberg aplica un algoritmo de filtros y ordenación a los resultados de publicaciones que se basa en los intereses del usuario y la importancia que tiene tanto el perfil o página que lo publica, como también la propia publicación en base a interacciones de otros usuarios.

El cambio en las otras redes sociales se ha producido sin embargo en las últimas semanas. La primera de ellas fue Twitter, enfrascada en una lucha por recuperar seguidores perdidos y conseguir encontrar una rentabilidad que permita ofrecer los ya desesperados beneficios a sus inversores.

La modificación para el usuario es la siguiente. Ya no se verán los tweets en orden cronológico sino que, al entrar en la red social al cabo de un tiempo, el usuario verá aquellos tweets considerados más importantes, interesantes o populares según un criterio de Twitter hacia su perfil.

Esta opción ha sido criticada por muchos usuarios y Twitter ha salido a defenderse argumentando que la función es completamente opcional (de momento) y que sólo se busca mejorar la experiencia del usuario.

Que la tendencia por el “popularity” está asentada y sigue creciendo lo ha corroborado luego Instagram, red social que hace pocos días anunciaba realizar el mismo cambio con la publicación de fotografías. Se acabó la ordenación cronológica y, de momento, están pensándose eso de que sea opcional porque no lo tienen nada claro. Instagram quiere arrebatar el trono a Twitter y necesita arriesgar. Nació un poquito después que Twitter, por lo que aún se puede permitir esta modificación sin ser acusada de falta de personalidad. Quiere realmente que la experiencia del usuario sea mejor, pero no pide permiso, ni explicaciones. Baraja el modo de asentarlo en una comunidad de millones de perfiles con muchas más fotografías, pero el cambio ya ha llegado y no va a retraerse.

Por esa razón, las redes sociales utilizadas por marcas y empresas deben estar alerta. Si antes se buscaba la obtención de seguidores ahora ya no es suficiente, hay que ser popular, tener contenido interesante DE VERDAD y conseguir que el número de interacciones suba lo máximo posible, no sólo el contador de seguidores. Es ahora, más que nunca, cuando trabajar al máximo en las redes sociales se convierte en una prioridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *