La actualización de contenidos, talón de Aquiles para la web de empresa

By Juan Espargaró In BLOG, CONTENIDOS, MARKETING ONLINE diciembre 23, 2015

actualizacion-contenidos


“- Me interesa mucho incluir una sección de noticias… y un blog, que he visto que la competencia los usa.

– Muy bien. ¿Quién se va a encargar de su actualización?

– Yo mismo, que soy el que mejor conoce el sector.

– Por experiencia no parece lo mejor. Quizá haya gente en tu equipo a la que le puedas encargar esta tarea y tú dedicarle una supervisión posterior.

– Prefiero que mi gente se encargue de otras cosas; además esto no me va a quitar mucho tiempo. ”

6 meses después de esta conversación con nuestro cliente, un solitario post languidece en la sección de blog. En la de noticias se llegaron a poner tres, de contenido telegráfico, no está mal…

Entre los errores a evitar en una web siempre figura la falta de actualización de contenidos. Todos los manuales de buenas prácticas así lo constatan: pocas cosas causan peor impresión a los visitantes de un website que unos contenidos obsoletos.

Sin embargo, como profesionales vivíamos esta situación en 2005 y la vivimos 10 años después. Ayer mismo salíamos del trabajo charlando sobre lo mucho que había evolucionado el medio y lo poco que habían cambiado ciertos hábitos. La mayoría de las empresas, sobre todo las pymes, carecen de tiempo y de recursos humanos para atender a esta necesidad crucial. Nadie duda de esa falta de tiempo y de personal, pero uno tiene también la impresión de que no hemos desarrollado, como sociedad, una cultura o una sensibilidad hacia las ventajas que puede ofrecernos el medio online en el terreno empresarial.

Es curioso, si el mantenimiento es el de una tienda y hay que subir fotos de productos acompañados de breves descripciones, suele responderse con mayor diligencia la tarea. Es lógico, pues puede haber un beneficio más inmediato, pero no hay razón para no aprovechar la efectividad de un blog bien construido que tanto puede ayudar, además, a esa tienda. Así que la cosa empeora cuando se trata de desarrollar un mínimo contenido textual.

Es cierto que los beneficios de la actualización constante de un blog o de la sección de noticias de la que hablábamos son más diferidos, pueden tardar más en apreciarse. Sin embargo, son variados y muy útiles, no os lo vamos a repetir. Y lo peor es que nuestro cliente ha sido informado de ello – ha escuchado hablar del marketing de contenidos y escuchó ya hace unos años aquello de que “el contenido es el rey” – pero no acaba de tomar conciencia.

Lo mismo ocurre con algunos clientes respecto a sus redes sociales. Han puesto empeño en abrir todas las redes sociales de las que tenían noticia, pero después se han olvidado de actualizarlas. O, mejor dicho, no tenían tiempo. Lástima…

Hay muchas cosas a tener en cuenta, es verdad. Pero unos cuantos consejos desde esta página pueden venir bien.

  • Hay que aprender a delegar. Como decíamos en el ejemplo del principio, alguien del equipo con conocimiento suficiente puede encargarse de escribir los posts. El gerente o el director, que normalmente suelen expresar el poco tiempo del que disponen, pueden hacer después una supervisión para amarrar el contenido, si es preciso.
  • Llegado el momento podemos plantearnos contratar un servicio de mantenimiento de contenidos. ¿Por qué? No todo el mundo tiene costumbre de escribir, mucho menos para Internet, y una tarea como ésta, que aparentemente no es la más complicada del mundo, puede convertirse en una verdadera montaña para algunos. Además, hay que cuidar el SEO por lo que es recomendable recurrir a un profesional.
  • Si el contenido tiene un nivel de especialización alto, puede optarse por una solución intermedia: los empleados pueden hacerse cargo de los posts más especializados y el proveedor de contenidos puede redactar otros menos comprometidos y los relacionados con campañas, etc. para que siempre haya información actualizada.
  • Con un blog hay que ser constante. Hay que actualizarlo con frecuencia. Sólo así empezaremos a ver resultados en cuanto a posicionamiento, creación de engagement con nuestro público, descubriremos el gran aliado que resulta para nuestras redes sociales, etc. Y de paso, desarrollaremos un tono propio y un estilo determinado, ya que eso se va creando con el tiempo.

En CBC estamos acostumbrados a trabajar en cualquiera de estas situaciones y tenemos experiencia con clientes muy diversos. Ya sabes, si necesitas ayuda con el marketing de contenidos de tu website, contacta con nosotros y haremos lo posible por ayudarte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *